0

Quiero cambiar de trabajo

A veces, podemos sentirnos inquietos o desanimados con nuestra situación profesional y creemos que un cambio de empresa es la solución para recuperar la motivación en nuestra carrera.

Cambiar de empleo puede ser una buena forma de romper con la monotonía y emprender nuevos retos e ilusiones. Sin embargo, no podemos tomar esta decisión guiándonos por nuestros instintos, sino que debemos premeditar el cambio y no precipitarnos, o las consecuencias podrían llevarnos a una situación emocional peor que aquella de la que intentábamos escapar.

Así que, si te estás planteando esta opción, ten en cuenta estos consejos para cambiar de trabajo:

Antes de dar el paso

Haz una lista de pros y contras. Valora todos los aspectos de tu puesto actual y evalúa si se avienen con tus necesidades y aspiraciones: cargo, sueldo, horario, ambiente de trabajo, etc. No te guíes solo por uno de ellos, sino por el conjunto de todos.

Comunica tus inquietudes a la empresa. Quizá tu situación laboral puede mejorar sin la necesidad de cambiar de compañía. Plantea tus inquietudes a tus superiores. Un mal ambiente de trabajo o una falta de retos puede solucionarse cambiando de grupo o de departamento.

Tantea el terreno. Infórmate sobre la situación del mercado laboral, especialmente si hace tiempo que no cambias de empleo. Puede que el panorama sea distinto a cómo tú lo conocías o a cómo te lo habías imaginado.

Pide opinión a tus seres cercanos. Toma la decisión hablando con familiares y/o amigos. Ellos podrán darte otro punto de vista, distinto al tuyo, y quizá te ayuden a construir una opinión más objetiva.

Lleva todo el proceso con discreción. No te precipites en comunicar tus intenciones a compañeros de trabajo o superiores, ya que puede que esto te perjudique si a la larga no tomas la decisión.

Una vez está decidido

Espera a tener un nuevo empleo. No dejes tu puesto de trabajo sin tener todavía a dónde ir. Es el momento de revisar tu currículum: actualízalo y hazte visible en internet. LinkedIn puede ser una buena opción para causar una primera impresión en las empresas. Muchos trabajos se consiguen sin que haya una oferta visible.

Conócete a ti mismo. Es el momento de enfrentarte a entrevistas de trabajo y a nuevos jefes y compañeros que querrán conocerte, así que antes debes conocerte a ti mismo. Sé consciente de tus fortalezas y de tus debilidades y sácales provecho.

Prepárate ante la competitividad. Estás a punto de salir a un intrépido mercado laboral, así que debes estar listo para ello. Quizá te conviene formarte en nuevas competencias, tanto a nivel profesional como personal, para plantar cara a nuevos retos y superar a la competencia.

Indaga a cerca de una posible nueva empresa. Si estás a punto de conseguir ese nuevo trabajo en el que depositas tantas esperanzas, no te precipites. Una primera impresión no siempre se corresponde con la realidad. Intenta descubrir como es el ambiente de trabajo o las condiciones reales de la empresa para que puedas compararlas con tu puesto actual.

Despídete de la mejor forma. Informa de tu marcha con la suficiente antelación como para que la empresa pueda prepararse para ello. Despídete con cordialidad y agradece el tiempo pasado en la compañía. No cierres puertas tras de ti, porque nunca se sabe cuándo podrás necesitar volver a entrar por ellas.

Desde ZAS! jobs esperamos que te sean de utilidad nuestros consejos y que tu decisión te ayude a sentirte realizado y avanzar en tu carrera profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *