0

Cómo conocer mejor a tu candidato en una entrevista

Cuando empezamos un proceso de selección queremos encontrar a nuestro candidato ideal: aquel que se ajuste al puesto de trabajo y que aporte valor a nuestra compañía. Reconocer todas las habilidades de un aspirante en una primera impresión es prácticamente imposible, pero queremos proponerte nuestros consejos para que puedas conocer mejor a tu candidato en la entrevista de trabajo.

Cómo preparar la entrevista de trabajo

Al recibir al entrevistado crea una atmósfera de confianza. Empieza el encuentro entablando una conversación informal y hablando sobre temas neutrales. Para romper el hielo, puedes empezar explicando tú cosas sobre la compañía: su historia, valores o planes de futuro. Evita tomar una actitud demasiado distante e intenta que el aspirante esté lo menos nervioso posible para que pueda dar lo mejor de sí mismo.

Prepara un esquema de preguntas generales que puedas repetir entre todos los candidatos y comparar sus respuestas, pero no olvides personalizar cada entrevista. Estate atento a las respuestas de cada candidato y formula preguntas en particular que te permitan indagar en la personalidad de candidato en cuestión.

Preguntas para conocer mejor a tu candidato

Puedes empezar la entrevista con cuestiones estándares. Aunque es probable que el candidato acuda con respuestas preparadas para algunas de las preguntas más previsibles, no está de más escucharlas. Algunas de estas preguntas pueden ser:

  • ¿Qué te gusta de este puesto de trabajo?
  • ¿Cuáles son tus motivaciones vitales?
  • ¿Cuáles son tus puntos fuertes y débiles?

Pero las preguntas que más te ayudarán a reconocer a tu candidato ideal son aquellas que indaguen en la actitud laboral del candidato. No basta con saber qué puestos ha ocupado con anterioridad, sino cómo se ha desenvuelto en ellos. Pueden ser útiles este tipo de preguntas:

  • ¿En qué tipo de gestiones trabajas mejor?
  • ¿Cuál ha sido tu mayor reto laboral?
  • ¿Cómo has superado una adversidad laboral?
  • ¿Cuál ha sido tu mayor éxito?
  • ¿Cómo has actuado ante una situación con mucha carga de trabajo?

Evita preguntas que solo presenten una respuesta de sí o no, que vengan condicionadas por el enunciado o que sean demasiado amplias, ya que puede ser que la respuesta que obtengas no te sea de utilidad. Algunos ejemplos son:

  • “Háblame de ti” es mejor sustituirla por “¿Por qué has elegido esta carrera profesional?”.
  • “¿Qué puedes aportar que otros no puedan?” es preferible reformularlo, por ejemplo, con “¿Cuál es tu mejor habilidad?”.
  • “¿Qué animal serías?” es una respuesta que pocas veces sorprenderá al candidato, que puede intuir qué tipo de respuesta se espera de él.
  • “¿Qué sueldo esperas tener?” puede generar una situación de presión, así que es mejor tratar el tema al finalizar la entrevista.

Otras maneras de conocer mejor a tu candidato

Tras acabar tus preguntas, deja tiempo al entrevistado para que te plantee sus dudas o cuestiones. Es un buen momento para intuir si el candidato se ha informado sobre tu empresa, ya que esto demostrará su interés en conseguir el puesto de trabajo.

Además de la entrevista, puedes realizar otros métodos originales para la selección de candidatos, como dinámicas de grupo o test psicotécnicos.

Observa el lenguaje no verbal de tus entrevistados: sus gestos, la forma de hablar, el saber estar y los buenos modales o la puntualidad.

A través de internet también puedes recopilar información sobre el candidato, aunque es aconsejable que la busques mediante su perfil profesional en redes sociales como LinkedIn, en vez de otras más personales como Facebook o Instagram, de las que podrías llevarte una impresión equivocada. También puedes descubrir si tiene algún blog personal o porfolio en línea.

Desde ZAS! jobs esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad para preparar tus entrevistas de trabajo y dar con tu candidato ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *